Saltar al contenido
computerg

🥇 Flexibilidad: La Clave Para Un Trabajo Triunfante

mayo 5, 2021

La manera en que trabajamos ha experimentado un cambio significativo a lo largo del año pasado, y la mayor parte de la fuerza laboral se mudó al trabajo desde casa prácticamente de un día para otro. Aun cuando comenzamos a salir del bloqueo, de una forma o bien otra, el trabajo remoto llegó para quedarse. La forma en que las empresas y las personas se adapten a este cambio determinará la vida laboral en el futuro.

Los empleados han estado pidiendo una mayor flexibilidad sobre cómo y dónde trabajar durante años, y son estas demandas en constante cambio las que caracterizarán el mundo del trabajo el próximo año.

Sobre el Autor

Andy Wilson es el gerente del Reino Unido en Dropbox

La transformación del espacio físico de oficinas

Hasta la pandemia, gran parte de nuestra vida laboral se basaba en la oficina y sus alrededores; un espacio para conectar y facilitar la colaboración en persona. Pero aunque muchos de nosotros echábamos de menos estar físicamente con nuestros compañeros de trabajo, trabajar desde casa nos dio la oportunidad de pasar más tiempo con nuestras familias y la libertad de administrar nuestras vidas personales. Resulta que ninguno de nosotros falla en luchar para reservar salas de reuniones, ¿recuerdas? De hecho, las investigaciones han demostrado que el 90% de los empleados ahora dicen que les gustaría seguir trabajando desde casa después de la pandemia.

A medida que nos alejemos del bloqueo, muchas oficinas se convertirán en espacios de pura colaboración y conectividad, de una forma que no se puede lograr en casa, y un aspecto importante de eso será su diseño físico.

Los escritorios ya no serán solo una colección de escritorios y espacios de trabajo individuales para realizar sus actividades diarias. En cambio, estos serán pisos estructurados como centros de discusión para la formación de equipos, y salas cubiertas con pizarras blancas. Como resultado, el tiempo que pasamos en estos espacios se volverá más intencional, como reunirnos con colegas para intercambiar ideas, y es este cambio de mentalidad lo que permitirá una mayor flexibilidad en la forma en que las personas trabajan, tanto como equipo como individualmente.

Días laborables no lineales

Una de las principales ventajas de trabajar de forma remota es la posibilidad de adaptar tu horario laboral a tu situación personal. Estamos empezando a ver que los empleados tienen mucho más control sobre su tiempo, al mismo tiempo que satisfacen las demandas de sus trabajos y disfrutan de una mayor flexibilidad, lo que no siempre se siente como un día lineal de ocho horas.

Un ejemplo de esto es configurar horas de colaboración básicas. Esto significa que cada empleado tiene una ventana de cuatro horas en el día para la colaboración sincrónica (es decir, reuniones).

Esto no significa que las jornadas laborales se reduzcan a cuatro horas; en cambio, permite a las empresas ayudar a los empleados a establecer límites entre la colaboración sincrónica (reunirse con colegas, discutir ideas, etc.) y el trabajo asincrónico (el trabajo individual se realiza fuera de las reuniones o fuera de las reuniones). de tiempo para «trabajo profundo»), debe ocurrir.

Al brindarles a los empleados la flexibilidad y la autonomía para tomar el control de su día, las empresas pueden permitirles trabajar de la manera que mejor les funcione. La salud mental es un aspecto vital de esto, ya que trabajar de forma remota puede llevar a una actitud de “siempre activo”. Sin embargo, al establecer límites con los miembros del equipo y comunicarnos abiertamente sobre las horas de trabajo, podemos alentar a los empleados a desconectarse y dedicar tiempo a hacer las cosas que aman.

Garantizar un campo de juego nivelado

Estar en la oficina siempre nos ha proporcionado información valiosa de colegas y compañeros en el trabajo. Pero, cuando se hace correctamente, el trabajo recóndito también puede ofrecer estas oportunidades y garantizar que nadie se quede atrás.

La creación de sistemas formales de capacitación, incorporación y emparejamiento son excelentes formas de garantizar que todos tengan acceso a los principales líderes, las herramientas que necesitan para hacer bien su trabajo y la oportunidad continua de mejorar.

Fuera de la capacitación tradicional en el trabajo, los empleados aprenden construyendo sus relaciones cotidianas. Para mantener la cultura corporativa en un entorno de trabajo remoto, por ejemplo, las compañías deben recrear deliberadamente las conversaciones de sus colegas mientras se topan entre sí mientras toman un café.

Las empresas también pueden organizar foros de «pregúnteme cualquier cosa» y una serie de «charlas privadas» en casa con ejecutivos abiertos a toda la empresa. Esto ayuda a que los líderes sean más accesibles para toda la fuerza laboral, al tiempo que hace que el trabajo sea más humano.

El futuro del trabajo

Nadie puede decir realmente qué le depara el futuro al mundo laboral, pero una cosa está clara: el trabajo a distancia llegó para quedarse.

Es imperativo que las empresas se enfoquen en el bienestar mental de sus empleados durante este tiempo y encuentren una solución que les ofrezca mayor agilidad; además de proporcionarles herramientas para una colaboración más estrecha. Aquellos que lo hagan se diferenciarán rápidamente de la competencia y cosecharán las recompensas.

Trabajar desde casa ha sido un desafío para muchos de nosotros, por lo que, en el futuro, los líderes empresariales se centrarán en mitigar los impactos del año pasado. Gran parte de esto se debe a un cambio en la mentalidad de de qué manera operan las compañías y la flexibilidad precisa para dejar que el personal prospere, donde sea que se halle.


Source link