Saltar al contenido
computerg

🥇 Loa Por Mis Audífonos De Carreras Súper Económicos

septiembre 5, 2021

En el mes de mayo, escribí sobre lo buenos que eran los auriculares de carreras económicos para mí, respecto a mi labor actual (y el tema de esta columna recurrente) de cubrir la distancia de la Senda sesenta y seis en un par de años.

¿Donde estoy?

(Crédito de la imagen: de un extremo a otro)

Número de columna: 13
Fecha de redacción: 09/03/21
Días: 187
Ubicación actual: Heyburn Park, OK
Distancia recorrida: setecientos sesenta y uno con cuarenta y siete millas
Distancia restante: ciento cincuenta y mil seiscientos cincuenta y tres millas
Rastreador actual: Samsung Galaxy Watch cuatro Classic

Ahora me percato de que me enfadé por completo por el hecho de que unos meses después esos buenos y viejos JBL Endurance Sprints están empezando a deshacerse de esa bobina mortal, moviéndose donde van los auriculares cuando dejan de estar.

Cada pieza de tecnología por último deja de marchar, si bien no puedo eludir meditar que estos JBL proseguirían marchando si no hubiese escrito sobre su gran longevidad, tal y como si una mano del destino los hubiese roto, solo para hacerme parecer imbécil. Me pregunto si hice algo mal y si debería dejarlos ir.

I te conocí

Mis JBL Endurance Sprints nacieron … en una factoría en algún sitio, no lo sé, mas los hallé por vez primera unos días tras el Boxing Day dos mil veinte. Los había comprado en las rebajas, por menos del coste de una manga. . de bebidas en un pub de la ciudad de Londres como una parte de una campaña de acondicionamiento físico de Año Nuevo.

Sustituyeron dos auriculares con cable Skullcandy, que había estado utilizando desde el instante en que nací, y fue la primera adquiere de tecnología que debí hacer desde el instante en que empecé una carrera como escritora de tecnología hace más de un par de años.

Al comienzo no me sorprendió la calidad del sonido o bien la duración de la batería, mas a lo largo de muchas carreras, canciones y millas, los JBL y nos unimos. Ellos fueron mis compañeros de carrera, fui su árbitro con gran gusto musical, y juntos conquistamos todas y cada una de las carreras largas en la ciudad de Londres.

Sprint de resistencia JBL

(Crédito de la imagen: Avenir)

Mas a lo largo de un adiestramiento hace unas semanas, aprecié que las cabezas de la izquierda estaban un tanto más apacibles que las de la derecha. Las próximas carreras confirmaron lo que temía: el sonido de un lado se estaba desvaneciendo gradualmente y no había nada que pudiese hacer para detenerlo.

Hice lo mejor que pude para salvarlos. Procuré limpiarlos, restituirlos por completo y después regresar a cargarlos; nada parecía marchar. No existe cura para esta enfermedad.

¿No es un elogio?

Acá es donde la metáfora del estilo elogio frívolo se rompe un poco; en verdad, aún empleo los JBL Endurance Sprints, si bien los declaré fallecidos.

Un lado de los auriculares es considerablemente más estruendoso que el otro; en verdad, el lado izquierdo se puede apagar con exactamente la misma sencillez, mas no he comprado ningún auricular nuevo para sustituirlos. En parte se debe al costo: pago mensualmente esta cosa llamada «alquiler», lo que hace que gastar en otra cosa sea un negocio controvertible.

Me siento culpable por gastar más en un nuevo par de auriculares de carreras. Adquirí estas latas asequibles pensando que era un genio del ahorro de dinero, mas probablemente su desaparición prematura sea el resultado de su bajo costo. Tras todo, espera que los dispositivos más costosos sean más perdurables y perdurables, mas adquirir algo más costoso es una resolución financieramente bastante difícil.

En mi cobertura inicial de estos auriculares de carreras económicos, la carta de amor que coaguló el romance ahora desvanecido, dije: «Jamás volveré a divertirme». Ahora lamento esa elección de palabras, en frente de la perspectiva inminente de salpicar más latas.

Asimismo soy reluctante a mudar a un nuevo par mientras que los presentes están marchando. Como es natural, la palabra trabajo puede llamar la atención dada mi descripción de ellos, mas técnicamente el sonido siempre y en todo momento sale apropiadamente en uno de los botones, lo que, en cualquier caso, me impide tirar estos JBL a la basura (o bien en mi reciclaje de productos electrónicos local , por el hecho de que el reciclaje es esencial).

Supongo que estoy utilizando este artículo como una forma de aclarar mis sentimientos sobre mis auriculares enfermos. ¿Sigo empleándolos? ¿Los remplazo? ¿Tal vez debería correr sin casco? El duelo es un proceso complicado, singularmente tratándose de tecnología confiable; doblemente cuando procuras transformarlo en una entretenida columna de carreras. Supongo que en el momento en que me ponga los zapatos para correr mañana por la mañana, es cuando voy a tomar mi resolución.


Source link