Saltar al contenido
computerg

🥇 Los Instantes Más Oscuros De Ted Lasso Son Los Más Relevantes

septiembre 5, 2021

Los críticos del programa de Ted Lasso se han quejado a lo largo de un buen tiempo de que sus personajes dulces y repugnantes y su protagonista infalible son, por decirlo suavemente, la T.V. imposible de ver.

Evidentemente, si solo ves a Ted Lasso a lo largo de unos minutos cada semana y ves a Ted dando una charla animada a uno de sus jugadores o bien compañeros, puedes empezar a sospechar que el programa no es tan malo. O bien más bien, que Ted Lasso, como personaje, es tan meloso en la manera en que cautiva metódicamente a la gente que se vuelve inaguantable en vez de entrañable.

Para querer a Ted Lasso, no es preciso que se identifique con los éxitos del personaje primordial epónimo, en su sitio, intente relacionarse con sus descalabros.

Y debo aceptar que como defensor de la serie desde hace un buen tiempo, estoy conforme. La amabilidad de Ted puede parecer molesta en ocasiones, singularmente si solo captas las partes donde calienta a la gente más veloz que un huevo frito en una acera caliente. Dicho esto, en mi experiencia, no son las partes ligeras de Ted Lasso las que lo transforman en un enorme espectáculo; afirmaría que son las luchas de los personajes con el divorcio, el descalabro y los problemas médicos mental lo que lo hace verdaderamente de primera categoría.

Para querer a Ted Lasso, no es preciso que se identifique con los éxitos del personaje primordial epónimo, en su sitio, intente relacionarse con sus descalabros.

Hallarás spoilers menores y mayores para las temporadas 1 y dos ahora, hasta y también incluyendo el episodio más reciente, «Headspace».

No es el mejor adiestrador de todos y cada uno de los tiempos

Desde el principio de la primera temporada, tienes un asiento de primera fila para la destrucción total de Ted Lasso de un equipo falso de la Premier League, AFC Richmond.

La manera en que el club se mueve poco a poco desde la cima de la tabla hasta el descenso se hace de tal modo que la derrota jamás se siente apabullante, ni semeja que ni tan siquiera moleste a Ted Lasso, mas está claro desde el comienzo que la urbe no lo es. .Un gran seguidor del estilo de adiestramiento de Lasso.

Llega a ebullición al final de la primera temporada, cuando el equipo pierde en la prórroga y por último consigue el botín en la liga inferior, lo que le deja simpatizar con el equipo mientras que se concentran en la derrota.

Lo que más me agrada de la escena agridulce es que está desarrollada de tal modo que vas a sentir empatía con Ted, en verdad pensando que la AFC volverá la próxima temporada, sin parar de sentir el dolor. ‘Una pérdida significativa.

El equilibrio entre optimismo y tristeza establece el tono perfecto, y siento que es más simple de comprender que si el estilo de adiestramiento de Ted ganase todos y cada uno de los partidos.

Ted Lasso temporada 1

(Crédito de la imagen: Apple TV Plus)

Su matrimonio esta en ruinas

Evidentemente, el futbol en ocasiones es una metáfora de ciertas otras riñas de los personajes.

Ted Lasso ofrece no solo un personaje en proceso de divorcio, sino más bien 2 de ellos. La gerente del club Rebecca siente las emociones en la primera mitad de la primera temporada mientras que se venga de su ex- saboteando a su equipo preferido, al paso que Ted la prosigue de cerca en la segunda mitad.

Estos personajes lidian con sus cargas sensibles de forma diferente (es por esta temporada cuando vemos que Ted verdaderamente tiene un inconveniente con la bebida y está lejos de ser perfecto) y, no obstante, puedes simpatizar con los dos.

Las roturas y los divorcios tienen los dos componentes, el desanimo y el ocasional optimismo, y la serie ilustra fantásticamente los dos aspectos.

Por una parte, vemos que el optimismo de Ted empieza a desvanecerse mientras que habla sobre el divorcio. La mentalidad de jamás rendirse de Ted es como una locomotora humeante en una vía cargada de paredes de ladrillo. Pese a sus sacrificios por continuar destrozándolos, el tren por último se queda sin fuerza y ​​él se halla, como muchos de nosotros, en un estado de profunda depresión.

Aunque el arco del personaje de Rebecca tiene ciertos paralelos con el de Ted, hace las cosas de una forma diferente. Una vez que su plan de venganza fracasa, vemos a Rebecca surgir renovada, cuidadosamente optimista sobre lo que está por venir.

Las 2 experiencias no solo están relacionadas, son lastimosamente honestas. Las roturas y los divorcios tienen los dos componentes, el desanimo y el ocasional optimismo, y la serie ilustra fantásticamente los dos aspectos.

Ted Lasso (Jason Sudeikis) le da sus galletas exclusivas a la doctora Sharon Fieldstone (Sarah Niles)

(Crédito de la imagen: Apple TV Plus)

Tiene un trastorno de pavor extendido.

No obstante, el mejor defecto de carácter en el programa (si se le puede llamar de esta manera) es el trastorno de pavor de Ted. ¿Quién aguardaría que esta persona auténticamente afable y amable se enfrentase a algo tan pesado como el pavor y la ansiedad?

Ahora, efectivamente ha habido representaciones del trastorno de pavor ya antes de Ted Lasso, si bien no se me ocurren muchas, mas acá es más enternecedor ver a alguien comprobar todos y cada uno de los síntomas físicos a tiempo.

Hemos tenido atisbes de esto anteriormente, particularmente en el séptimo episodio de la primera temporada («Make Rebecca Great Again») cuando Ted debe dejar el karaoke, mas no fue hasta el episodio de la semana pasada que empezó a afectarlo. . -desempeño laboral.

Sin instantes como estos, el humor y la autenticidad del programa no serían algunos. Con ellos, no obstante, sus instantes de alegría son más simples de comprender, y su tristeza, si bien dolorosa, es solo parte del todo, de la misma manera que la vida misma.

Este giro es, bajo mi punto de vista, completamente vital. Muchos de nosotros experimentamos ansiedad, mas hasta el momento en que afecta la manera en que se siente en el trabajo diariamente, semeja menos real, algo con lo que lidia mas quizá sencillamente no lo hace. En el instante en que te afecta donde pasas la mayoría de tu tiempo, se transforma en un inconveniente.

Ted ya trata de solucionar sus inconvenientes con la sicóloga del equipo, la fantásticamente lacónica Dra. Sharon Fieldstone (interpretada por Sarah Niles). Temo que el programa está acelerando sus consejos para apresurar las cosas, mas verlo deseoso en la terapia es un golpe para el estigma de ir a un consejero.

Sin instantes como estos, el humor y la autenticidad del programa no serían algunos. Con ellos, no obstante, sus instantes de alegría son más simples de comprender, y su tristeza, si bien dolorosa, es solo parte del todo, de la misma manera que la vida misma.


Source link