Saltar al contenido
computerg

🥇 Wild Rift: De Qué Forma Jugar En IPhone Doce Pro Contra IPhone 6S

abril 4, 2021

Ahora que Wild Rift, la versión móvil del popular juego MOBA de Riot Games, LoL, por último lanzó su Open Beta en los EE. UU., Hemos jugado suficientes partidos en los teléfonos más veloces que puedes adquirir. Mas, ¿de qué forma se equipara eso con jugar en teléfonos más viejos?

No tenemos muchos teléfonos Android más viejos, mas tenemos un iPhone 6S dos mil quince, con lo que cargamos Wild Rift para poder ver de qué forma marcha Mobile Battle Arena (MOBA) en el extremo inferior del fantasma de compatibilidad del iPhone. . ¿Su contendiente? El último iPhone doce Pro, que supera nuestras puntuaciones de Geekbench cinco en teléfonos como el Samsung Galaxy S21 Ultra y el Asus ROG cinco Ultimate.

Aunque nos encantaría llegar pronto a una comparación afín de Android, esto es útil para cualquiera que aún se aferre al hardware de Apple viejo mas todavía muy funcional. Y la contestación corta es: tu iPhone 6S juega realmente bien con Wild Rift. Por fortuna, Wild Rift se ha optimado bien para ejecutarse en teléfonos más viejos sin una diferencia notable en la calidad del juego, lo que responde a lo que Trent Campbell, Gerente de Producto Técnico Senior en Wild Rift, le afirmó a LaComparacion:

“Queremos asegurarnos de que los jugadores tengan una buena experiencia jugando Wild Rift en todos y cada uno de los dispositivos compatibles, y pensamos que es fundamental que Wild Rift acepte una extensa gama de ellos. Para los jugadores que utilizan dispositivos de gama alta como el iPhone doce, deseamos sorprenderlos con imágenes y animaciones increíbles, mas asimismo asegurarnos de que el juego sea lo más alcanzable posible para aquellos que no lo hacen. teléfonos finales ”, afirmó Campbell.

Mas hay diferencias: esto es lo que se pierde si todavía no se ha actualizado a un iPhone más nuevo.

Grieta salvaje

Wild Rift en iPhone doce Pro (Crédito de la imagen: Futuro)

¿El desempeño del iPhone doce Pro fue diferente al del iPhone 6S?

La buena nueva es que el desempeño no difiere mucho entre el iPhone doce Pro (con el chipset A14 Bionic de Apple con 6GB de RAM) y el iPhone 6S (A9 Bionic con 2GB de RAM). Hubo cero (y deseo decir cero) incidentes o bien periodo de desaceleración del teléfono viejo que se puso al día con la actividad de la pantalla.

La única desaceleración fue cuando vimos una señal enclenque, y sucedió en los dos teléfonos. Probamos los dos teléfonos en señal / módem y WiFi, con configuraciones de señal buenas (ochenta y cinco Mbps abajo) y pésimas (<5 Mbps abajo). Aun con los picos de retraso eventuales (mas notables) en este extremo inferior del fantasma de la señal, todavía pudimos jugar partidos completos, si bien menos de dos Mbps los generaron cada minuto.

Grieta salvaje

(Crédito de la imagen: futuro)

Los desarrolladores de Wild Rift sabían que amoldar el juego a dispositivos móviles significaba lidiar con señales fluctuantes, lo que seguramente va a ser una batalla continua, con lo que están monitoreando continuamente y «buscando formas de brindar un servicio fiable y estable mientras que se sostienen al día. ISP y los distribuidores de telefonía móvil son responsables ”, afirmó Dawer Jung, operaciones en vivo en Wild Rift, a LaComparacion por e-mail.

“Es bastante difícil equiparar un solo número con las velocidades de conexión por el hecho de que la situación de todos es diferente (puedes vivir solo con Wi-Fi o bien con otras cinco personas), mas hemos optimado Wild Rift hasta determinado punto en el que las conexiones son bajísimas. aún juega el juego de forma fiable ”, afirmó Jung. «Tenemos jugadores que juegan de forma exitosa en viejas redes 2G, por poner un ejemplo».

Gráficamente, el iPhone doce Pro da vida a modelos de personajes y texturas del planeta más suaves. Como nuestra prueba precedente que equipara los gráficos de Marvel Realm of Champions en iPhones viejos y nuevos, los modelos Wild Rift Champion tienen los bordes de pixeles menos granulados cuando se juegan en un iPhone 6S.

Grieta salvaje

(Crédito de la imagen: Riot Games)

Mas dado el pequeño tamaño de la pantalla del juego de Wild Rift (muchos súbditos contrincantes, vencedores, torres y, en el estruendo del instante, una tonelada de efectos de habilidad de colores refulgentes), no hay una humillación gráfica eficaz cuando se juega en un iPhone 6S en un juego. Como máximo, apreciarás estos bordes pixelados al examinar los modelos de personajes 3D en las pantallas de selección de vencedores.

Este es un testimonio tanto del durable hardware de Apple como del juego en sí: Riot ha pasado más de una década optimando LoL a fin de que funcione en máquinas de bajísima especificación (y ha desarrollado un estilo artístico en el que cada objeto y cada vencedor es propio). conque no extraña que veas lo mismo con Wild Rift. Es un equilibrio entre asombrar a los jugadores con hardware de gama alta como el iPhone doce Pro y, al tiempo, sostener el juego en un iPhone 6S, con velocidades de cuadro consistentes próximas a treinta fps en este último, afirmó Campbell.

“Estamos optimando el juego toda vez que sea posible; por poner un ejemplo, estamos optimando capas en materiales vencedores en dispositivos de baja especificación para asegurar la estabilidad de la velocidad de fotogramas, por el hecho de que sabemos que en un juego como Wild Rift, el desempeño es el factor más esencial cuando ¡Estás en la mitad de una furiosa riña en equipo! Afirmó Campbell. «Utilizamos de manera predeterminada ciertas configuraciones de gráficos como VFX, FPS y resolución de pantalla en dispositivos más viejos con ciertas configuraciones que no se pueden mudar conforme la calidad del dispositivo».

“Hemos efectuado pruebas pormenorizadas sobre lo que puede aceptar el hardware para personalizar la configuración predeterminada y conseguir la mejor experiencia. Desde ahí, los jugadores pueden ajustar otros factores a fin de que se amolden a sus preferencias para conseguir el compromiso perfecto entre desempeño y calidad ”, afirmó Campbell.

Grieta salvaje

(Crédito de la imagen: Riot Games)

Las grandes diferencias: pantalla y batería

Como puede imaginar, una de las mayores diferencias en los juegos es el tamaño de la pantalla, mas jugar en la pantalla de bisel ancho del iPhone 6S no es tan estrecho como podría meditar.

Para ser claros, va a jugar con menos área de pantalla en la pantalla LCD con determinación HD Plus (mil trescientos treinta y cuatro x setecientos cincuenta) de cuatro.7 pulgadas del iPhone 6S en comparación con el panel OLED con determinación Full HD Plus de sesenta y uno pulgadas. Pulgadas del iPhone doce Pro (dos mil quinientos treinta y dos x mil ciento setenta). . No obstante, no jugó un papel tan esencial en el juego como las habilidades y la memoria muscular: no presioné accidentariamente el botón equivocado por el hecho de que estaban demasiado cerca el uno del otro, y el reconocimiento táctil de Wild Rift es fenomenal para reconocer lo que era. bastante difícil. apretar.

(¿Alguna vez presioné el botón equivocado? Sí, mas eso fue solo por el hecho de que estaba mudando entre teléfonos y la diferencia en el tamaño de la pantalla me hizo presionar un botón por encima o bien por debajo, lo que no es un inconveniente con el que se hallarán la mayor parte de los jugadores).

Naturalmente, ese espacio de exhibición auxiliar es un lujo, singularmente a fin de que pueda ver más de lo que sucede. Puesto que el diseño de los gráficos del juego se amolda al tamaño de la pantalla, no es tal y como si tuviese una visión periférica más extensa para tener una ventaja en el juego; al contrario, todo era un tanto más grande, lo que me dejaba navegar más por la pantalla primordial y el minimapa al tiempo, lo que puede llenarse de forma rápida de iconos, barras de salud y efectos.

En verdad, jugar en la pantalla de sesenta y uno pulgadas del iPhone doce Pro fue más agradable que en la pantalla de cuatro.7 pulgadas del iPhone 6S, mas jugar en la pantalla de sesenta y ocho pulgadas del Asus ROG cinco del iPhone fue todavía mejor (abajo).

Grieta salvaje

Wild Rift en Asus ROG cinco (Crédito de la imagen: Futuro)

Y por fortuna, esa diferencia en resolución, más o menos, la nitidez de la imagen, no importaba, y todos y cada uno de los detalles y el texto se reproducían de forma prácticamente idéntica en las especificaciones más altas y más bajas (además de los gráficos más suaves de los teléfonos de alta gama ya antes citados. ). No vas a estar en desventaja jugando a este juego con una especificación mínima.

La una gran diferencia entre los 2, más que cualquier cosa que hayamos visto, fue la batería.

Grieta salvaje

(Crédito de la imagen: futuro)

El iPhone 6S tiene una batería de mil setecientos quince mAh, al paso que el iPhone doce Pro tiene una batería de dos mil ochocientos quince mAh. Esta diferencia de capacidad se ve perjudicada todavía más por la eficacia del teléfono más nuevo para renderizar gráficos o bien ver medios.

Jugar una partida completa en el iPhone 6S tiene cuando menos un veinte% de carga de la batería y está en las mejores condiciones. Cuando estábamos en tethering (para conectarnos con una señal 5G veloz que pasa por otro teléfono), empezamos una coincidencia al treinta y cinco% y bajamos al 1% unos veinte minutos una vez que comenzase una partida, lo que nos forzó a buscar una batería para proseguir. jugando. Es espantoso para cualquiera que esté en movimiento.

El iPhone doce Pro, por otra parte, cayó un tres-cuatro% a lo largo de una partida de dieciseis minutos, lo que equivale más o menos al agotamiento de la batería en una partida de diez minutos para Call of. Duty: Mobile.

Evidentemente, hay considerablemente más en juego que solo una diferencia en la capacidad, incluyendo la eficacia del teléfono más nuevo y el software más nuevo amoldado a los dispositivos más recientes. El modelo 6S que probamos asimismo es más viejo, con una tonelada de kilometraje en su batería (ochenta y ocho% de capacidad máxima, conforme las lecturas del estado de la batería) que un nuevo 6S recién salido de la caja podría no tener.

La capacidad y la eficacia de la batería del iPhone cambian conforme el teléfono, mas normalmente, los modelos más nuevos consumirán menos batería con cada juego. Naturalmente, hay formas de eludir esto, puesto que las baterías portátiles y la carga no son un enorme inconveniente en un ambiente de bloqueo que hace que bastantes personas se queden más cerca de casa (y enchufes). Lo que es más vital para los jugadores que sostienen sus viejos iPhones: su experiencia de juego no va a ser muy, muy diferente de la de aquellos que pagaron más por teléfonos nuevos.

O bien para decirlo de otra forma, jugar en un iPhone 6S no es la razón por la cual prosigues perdiendo. Créelo de nosotros, que perdemos mucho con nuestro iPhone doce Pro.


Source link