Saltar al contenido
computerg

Historia y evolución de la tecnología

febrero 11, 2021

No es ningún misterio que la tecnología es la herramienta con la cual la Humanidad ha conseguido torcer y manipular su propia historia, apartándola de la segura extinción debido a las terribles condiciones de vida que existían en sus primeros años de vida. La tecnología ha jugado un papel clave en cada paso que la Humanidad ha dado, tanto buenos como malos, y siempre la ha llevado un escalón más arriba cada vez, desde el fuego en aquellas noches llenas de depredadores hasta las exploraciones espaciales.

Esto es más que evidente cuando asociamos los avances tecnológicos a las diferentes etapas históricas de la Humanidad. Con el descubrimiento de la fundición del hierro vinieron las conquistas, y algunos años más tarde un horizonte de conocimiento sin límites representado por las redes de computadoras e Internet, solo por citar un par de ejemplos. En este sentido, la tecnología nos ha acompañado en cada momento de nuestra historia, y lo seguirá haciendo, quizás en formas inimaginables ahora gracias a la computación cuántica y otros adelantos, con inventos que sólo viven en la imaginación de los científicos.

Para poder entender el curso de los acontecimientos que nos llevaron a estar en donde estamos, es fundamental aprender el largo camino que la tecnología ha hecho, entendiéndola como múltiples etapas que se sucedieron gracias a completar la anterior.

Para emprender ese viaje, solo necesitaremos de nuestra curiosidad y los datos que podremos encontrar en este megapost sobre tecnología. En este artículo encontraremos todo lo necesario para saber sobre el pasado, el presente y el futuro de la tecnología, como siempre explicado de manera sencilla y clara para que todos podamos disfrutar de esta información.

¿Qué es la tecnología?

Antes de adentrarnos por completo en la historia y evolución de la tecnología, lo mejor sería primero refrescar nuestros conocimientos sobre esta materia, o aprenderlos, si es el caso. Básicamente podría decirse que la tecnología es un conjunto de técnicas y procedimientos, ordenados de forma científica, que nos permiten a posibilidad de implementar diversos conocimientos científicos de diferentes áreas a la resolución de los problemas que enfrenta el ser humano en su desarrollo.

A través de la implementación de conocimientos tomados de otras áreas, la tecnología permite el desarrollo de dispositivos, herramientas, bienes o servicios que son capaces de mejorar la calidad de vida de los seres humanos, con el objetivo de poder adaptarse mejor a las condiciones del medio en el cual se encuentra inmerso o con otros propósitos como pueden ser el entretenimiento, la cultura y las relaciones humanas, entre otras muchas implementaciones.

Ni bien la humanidad fue capaz de ser dueña de su propio destino, aprendiendo a cazar o haciendo fuego, lo hizo a través de la tecnología que era capaz de desarrollar. Muchos creen que tecnología significa hardware, software, Internet, computadoras, celulares y demás, pero son ejemplos de tecnología moderna.

La tecnología también implicó en algún momento tomar un hueso, darle una forma apta para cazar y destazar un animal es también tecnología, y es el mejor ejemplo de tecnología primitiva que podemos tener.

La tecnología, para ser tecnología, debe nutrirse de los conocimientos adquiridos en diversos ámbitos científicos, y claro está que con cada descubrimiento que la ciencia hace, la tecnología avanza un paso más, y también la tecnología permite que la ciencia avance, gracias al desarrollo de aparatología y procedimientos cada vez más sensibles y capaces. Esto significa que la tecnología y la ciencia se alimentan recíprocamente en una vorágine de conocimientos y descubrimientos que nadie sabe, por el momento, hasta dónde nos conducirán.

Si quieres saber más sobre qué es la tecnología y cuáles son sus implementaciones, puedes hacerlo pulsando sobre este enlace.

Luego de ello, te invitamos a que sigas leyendo el resto del artículo, que encontrarás más que interesante.

Origen y evolución de la tecnología

Como mencionamos más arriba, la tecnología se alimenta desde hace siglos de los descubrimientos de los diversos campos de la ciencia, que como sabemos se puede definir como un conjunto de conocimientos y organizados rigurosa y sistemáticamente, que se obtienen a través de la observación, la experimentación y el razonamiento.

Al alimentarse la tecnología de la ciencia, y beneficiarse la ciencia de la tecnología, la humanidad ha podido desarrollar dispositivos y procedimientos que con cada década son más sorprendentes, y que hasta el momento eran sólo teorías y papeles, como la computación cuántica, y también ha logrado alcanzar objetivos muy altos, tan altos como la Luna o Marte, y quién sabe hacia dónde nos llevará en las generaciones futuras. Sin embargo, esta respuesta quizás la podamos encontrar en los párrafos sucesivos.

¿Cómo se mide el progreso tecnológico?

Si bien podía parecer que el progreso tecnológico podría medirse a través de la simple observación, ya que es algo que cambia todos los días, pasando de un tipo de pantalla o procesador o dispositivo a otro mejor o más potente, lo cierto es que no es posible hacerlo de esta manera, ya que no se estarían tomando en cuenta determinadas variables que tienen que ver con cómo la población percibe y utiliza la tecnología.

Esto básicamente significa que si un determinado grupo social está informado al respecto de los cambios tecnológicos, los adoptarán rápidamente gracias a la abundante información que fluye a través de las muchas plataformas que existen para ello. Es decir que no se trata tanto de una evolución meramente técnica, debe existir una aceptación de estas tecnologías por parte de las masas para que exista un verdadero progreso tecnológico.

Si un determinado dispositivo o procedimiento tecnológico no es aceptado o implementado por la mayoría y se circunscribe a unos pocos, no se puede hablar de un progreso tecnológico real. Es decir que para que haya un verdadero progreso tecnológico, debe impactar a la humanidad toda, en cada uno de los rincones del planeta.

En el caso que deseemos aprender más acerca de la historia y evolución de la tecnología, en los párrafos que encontrarás más abajo hay disponible muchos datos e información más que interesantes, y además ordenadas por etapas históricas, lo que nos ayudará mucho a comprenderla de la mejor manera posible.

Prehistoria y tecnología: del fuego y el hueso a la escritura

Como se encuentra escrito en cualquier libro de historia, el periodo de la Prehistoria abarca desde la aparición de los homínidos con cierta inteligencia hasta las sociedades netamente agrícolas y las primeras constancias escritas de los acontecimientos y sus vivencias.

El hecho de asentarse en un determinado lugar a esperar a que las cosechas prosperaran, y de este modo sentar las bases de poblados y civilizaciones más grandes, permitió que aquellos primeros hombres comenzarán a pensar en procedimientos para vencer las problemáticas propias relacionadas con su ámbito.

De esa situación nacieron herramientas y técnicas para perfeccionar sus métodos de cultivo y caza, lo que les permitió a esos minúsculos poblados estar mejor preparados ante cualquiera de las amenazas que se cernían sobre ellos, lamentablemente muy frecuentes en aquellos días.

Con aquellas primitivas herramientas y utensilios, muchos de los cuales todavía son fundamentales para nuestra existencia, y que no han cambiado mucho, estos primeros hombres y mujeres lograron superar las desventajas y con el tiempo salir victoriosos, con lo cual se permitieron estar más tranquilos como para dedicarse a encontrar una forma de documentar lo que habían descubierto, naciendo así la escritura, el mayor logro de la Humanidad de aquel periodo.

La tecnología de la Edad Antigua: De la escritura y la ciencia a las ciudades

Podría decirse que la Edad Antigua es un periodo que abarca desde la aparición de las primeras civilizaciones agrícolas y la escritura a fines de la prehistoria hasta el año 500 DC, aproximadamente, y caracterizado por adelantos tecnológicos importantísimos para el hombre como la rueda, construcciones en piedra complejas, y el desarrollo de la escritura cuneiforme y el nacimiento de los conceptos de sociedad, además de otros avances relacionados con tácticas y estrategias militares que le permitieron expandirse lejos de sus fronteras naturales.

Sin embargo, el mayor adelanto que se pudo haber obtenido en aquellas épocas es el desarrollo de las matemáticas y las ciencias, que fueron la base sobre la que se asentaron los descubrimientos y adelantes posteriores, y que les permitió, junto a la escritura, dejar constancia de sus desarrollos y a la vez, poder explicarlos de una forma clara y entendible.

La tecnología en la Edad Media: La pólvora, el papel y el conocimiento

En este período histórico, que abarca desde el fin de la Edad Antigua hasta finales del siglo XV, sucedieron algunos de los acontecimientos sociales y culturales más importantes de la Humanidad, entre los que se encuentran por supuesto un amplio desarrollo tecnológico, que sentaría las bases de una tecnología mucho más avanzada que antes, que entre otras permitieron a los europeos desembarcar en las costas de América.

Si bien mucha de la tecnología que se originó y desarrolló en aquella época se perdió cuando cayó la capital del Imperio romano de Oriente, Constantinopla, en manos del Imperio Otomano, lo cierto es que sabemos que en la época existía tecnología bastante avanzada en ámbitos como la construcción, la ingeniería, la mecánica y demás, los que ya estaban bien aferrados en la cultura de aquellos sabios, por lo cual estos conocimientos no se perdieron y se pudieron reutilizar en otros descubrimientos y desarrollos muy posteriores, como por ejemplo la imprenta.

La tecnología en el Medio Oriente

Siempre que se habla de tecnología antigua, la mayoría de nosotros pensamos en Europa, sin embargo, existían muchos otros puntos en el planeta en los cuales la cultura y la tecnología florecían y se desarrollaban, dejando para la Humanidad invenciones que también fueron la base de muchas de las cosas que conocemos hoy.

Un ejemplo claro de esto es la cultura y el desarrollo tecnológico en Asia, cuyos hombres de ciencia y pensadores nos dejaron la pólvora, y también el papel, sin duda alguna una de las mayores invenciones del hombre, ya que a través de este material la Humanidad pudo comenzar a compartir de manera mucho más sencilla que antes todos los conocimientos que poseía.

La Edad Media nos ha dejado mucha tecnología, la cual incluso utilizamos casi sin modificaciones hasta hoy, y muchas de las invenciones de ese periodo fueron implementadas para que el conocimiento adquirido en aquellos tiempos no se perdiera para siempre. Gracias a ello, nuestros antecesores pudieron encontrar respuestas y desarrollar nuevas tecnologías que a su vez sirvieron para inventar de manera mucho más rápida otras cosas, gracias al conocimiento encerrado en las páginas de los libros.

La tecnología en la Edad Moderna

Cuando Cristóbal Colón llegaba a las costas americanas, también se terminaba la Edad Moderna, y comenzaba un periodo histórico más que interesante en términos de conocimientos y sabiduría, la Edad Moderna.

La llamada Edad Moderna es uno de los periodos de la Humanidad en que más importancia tuvieron conceptos relacionados con el conocimiento como el pensamiento científico, la divulgación de los descubrimientos y el desarrollo de nuevas tecnologías, hasta tal punto que permitieron sentar las bases de la llamada Revolución Industrial, ya que existían importantes adelantos en la navegación, con buques que podían recorrer los mares sin que fuera una aventura épica, el microscopio compuesto, que permitió un avance de la ciencia importantísimo, el termómetro de mercurio, el pararrayos y muchas otras invenciones, sin embargo, el más importante invento de todos fue la máquina de vapor, que significó el cambio total en los modos en que tenían las cosas de hacerse y producirse.

Tan importante como las máquinas de vapor, fueron los importantes cambios sociales ocurridos en aquellos años, como por ejemplo el advenimiento del sistema capitalista, que reemplazó a otro sistema social llamado feudalismo, y que se aferró tan fuerte al tejido social que ya no fue posible desprenderlo, pero que sin embargo fue fundamental para el crecimiento e implementación de tecnología en todos los ámbitos.

La tecnología de la Revolución Industrial: La máquina de vapor

Como mencionamos, la máquina de vapor fue el invento que produjo la tecnología más importante de la llamada Edad Moderna, tanto que incluso marcó el final de aquellos tiempos, que ocurrió precisamente en el año 1789, tras lo cual ya podemos hablar de una era de la Revolución Industrial, una época de impresionantes descubrimientos y desarrollos, con mucha tecnología que todavía perdura entre nosotros en su forma más básica, como por ejemplo el teléfono, la lámpara eléctrica, el avión o el automóvil, tan sólo por citar aquellos inventos más importantes.

Con la recién inventada máquina de vapor, todos los procesos industriales, los cuales antes de esta máquina eran llevados a cabo por fuerzas de trabajo humana, fueron automatizados con el propósito de obtener mejores grados de eficiencia en la producción de bienes, lo que obviamente se traduciría en mayor cantidad de productos fabricados, lo que además de producir mayores ganancias con menores costos. Sin embargo, esta automatización fabril también permitió que estos productos pudieran llega a mucha más gente, que antes incluso no podía tener ni siquiera la posibilidad de acceder a ellos.

También en la misma época se produce una importante migración de la población asentada en el campo hacia las grandes ciudades, con el objetivo de alejarse de las condiciones laborales rudas del trabajo del campo hacia empleos en las nuevas fábricas que diariamente se construían en las viejas urbanizaciones, sin embargo, las condiciones laborales que allí se establecían estaban muy lejos de lo que anhelaban aquellos migrantes. Este fenómeno dio lugar a lo que más tarde se conocería como Clase Obrera.

De esta época también llegan a la actualidad, además de múltiples inventos y tecnologías, efectos nocivos de una mala implementación, ya que todos estos procesos productivos dejaban como saldo cantidades altísimas de polución, que se volcaba sin control a alcantarillas y campos sin la menor prevención.

La contaminación es un efecto secundario de la industrialización, la cual nos permitió dar un salto enorme, por lo cual podría decirse que sin polución no habría tecnología ni avances en pos de mejorar nuestra forma de vida, sin embargo, nada se ha hecho para poder solucionar este problema en los muchos años que lleva produciéndose, principalmente por falta de voluntad política y educación de la población.

Mediante la tecnología actual es posible producir un cambio al respecto de la contaminación, pero nada se implementa o se hace con demasiada lentitud. El tiempo se nos acaba y las clases gobernantes no hacen nada para impedir que estas condiciones empeoren, para comprobar cómo vamos alejándonos del punto de no retorno, lamentablemente basta sólo con observar los indicadores climáticos.

Tecnología en la Edad Post Industrial

Podría considerarse que la Edad Post Industrial es la etapa por la que estamos atravesando en este momento, la cual comenzó en el siglo XX y que no sabemos que invento fantástico la terminará para dar paso a una nueva era. La Era Post Industrial es sin dudas una de las etapas de la historia en que más tecnología hemos conseguido, aplicándola además en todos los rincones de la vida, no sólo en los estériles laboratorios y centros de investigación.

Esta etapa histórica comenzó a andar con paso seguro, desarrollando tecnología e inventos realmente impresionantes, como la posibilidad de volar, o diversos avances en la medicina, entre otros muchos, pero sin embargo los adelantos tecnológicos más importantes se dieron aproximadamente en la mitad de aquel siglo, cuando se desarrolló y comenzó a utilizarse una maquinaria electrónica que más tarde, en un formato mucho más cómodo y fácil de transportar, sería indispensable para nuestra vida diaria: La computadora, un dispositivo que era capaz de clasificar y procesar datos con una velocidad y precisión nunca antes vista, lo que la convertía en la herramienta ideal para llevar a cabo tareas que requirieran de realizar cálculos muy complejos, como los necesarios en ingeniería, matemática y otros campos de la ciencia.

Como sabemos, las primeras computadoras ocupan enormes superficies, por lo cual permanecían recluidas en diversos centros de investigación militar o gubernamentales, pero con el paso del tiempo, y gracias a adelantos como el transistor, que reemplazó al tubo de vacío logrando que su tamaño se redujera de manera muy importante, aquellos aparatos gigantescos salieron de estos ámbitos cerrados a las principales universidades del mundo, donde consiguieron apartarse un poco de los fines políticos y militares para comenzar a ser utilizados para desarrollar nueva tecnología para la medicina, la agricultura, el transporte, la ganadería y la industria alimenticia, entre otros, con el fin de mejorar la vida diaria de las personas.

Este movimiento permitió que se abrieran múltiples ventanas a temas de investigación como la exploración espacial, y con ella los satélites, las redes inalámbricas como 5g, el sistema de geoposicionamiento global, más conocido como GPS, la nube de Internet, o la tecnología nuclear, entre muchos otras tecnologías, y en un plano un poco más hogareño, los electrodomésticos inteligentes o la llamada Internet de las cosas, todas tecnologías diseñadas para hacer nuestra vida un poco más cómoda cada día que pasa.

Hasta comienzos de la década de 1970, la computadora permaneció recluida en universidades, centros de estudio y grandes empresas y compañías, que las utilizaban para las más diversas tareas, pero toda persona que no perteneciera a cualquiera de estos círculos no tenía acceso a ellas.

Esto cambió radicalmente a mediados de la misma década, más precisamente en el año 1975, cuando una empresa llamada Altair desarrolló y construyó una pequeña computadora, la Altair 8800, la primera computadora personal, es decir una computadora que podía ser usada por cualquiera, por supuesto con los conocimientos necesarios para programarla y usarla.

Tras el éxito de la Altair, el mercado dio un vuelco impresionante, más aún con la aparición de dos empresas que llegaron para llevar la computadora del escritorio de científicos y universitarios a las casas de millones de personas en todo el mundo: Apple y Microsoft.

Con el tiempo las computadoras fueron haciéndose cada vez más pequeñas y adoptando otros formatos, hasta el punto de poder transportarlas cómodamente en un bolsillo, y su utilidad es cada vez mayor, ya que están presentes prácticamente en todos los movimientos que hacemos, hecho que muchos consideran como “Revolución digital”.

La revolución digital

Podría considerarse que la llamada Revolución Digital es consecuencia directa de la aparición de las computadoras en la vida de las personas, ya que con ellas cambiaron para siempre muchas de las costumbres que teníamos desde hace siglos. De la mano de las diversas tecnologías derivadas de estas como las redes sociales, la nube y demás, la humanidad cambió para siempre muchas de las costumbres que teníamos desde hace siglos. La computadora, para bien o para mal, vinieron a cambiar esto.

Que las computadoras fueran cada vez más pequeñas y poderosas, lo que también se traduce un precio muchísimo más bajo, permitió su masificación, y con ella la posibilidad de poder ser usada en muchos lugares en donde antes era imposible tener acceso a un dispositivo como este, y además por todo tipo de usuarios, independientemente de su nivel de conocimientos y estatus social.

Desde sus inicios, cuando eran enormes aparatos con miles de tubos de vacío, la computadora ofreció a universidades y centros de investigación, tanto civiles como militares, un modo relativamente sencillo de investigar temas muy complicados de manera más cómoda, rápida y eficiente, y ahora gracias a su masificación, primero gracias al transistor y luego al circuito integrado, y también gracias a Internet, otro gran invento de la Edad Moderna, pudimos comunicarnos sin fronteras gracias al correo electrónico, usar los servicios que nos ofrece la nube y a los servicios de mensajería, y también permitió que todos pudiéramos acceder a información de cualquier tema en nuestro propio hogar, lo que no sin duda nos permite avanzar en infinidad de temas sin tener que esperar nada de nadie.

La tecnología del futuro: ser mejores con cada paso que damos

Desde sus oscuros y fríos inicios, la Humanidad ha desarrollado e implementado tecnología que le permitiera hacer frente a los peligros que le acechaban, como los depredadores, el frio, otros humanos y otras amenazas, igualmente peligrosas para su subsistencia y la de su familia. En la actualidad, dejamos estas cosas libradas a la tecnología automática, con sus cámaras, celulares, aires acondicionados, alarmas y demás, es decir que dejamos los garrotes y las pieles hace muchos siglos.

La Humanidad tiempo ha que cubrió sus necesidades básicas, dejándolas al cuidado de dispositivos y maquinaras totalmente automáticas, para dedicarse de lleno a buscar respuestas a nuevos interrogantes, como lo hicimos en cada etapa de nuestra historia, aprendiendo de los aciertos y de los errores.

Gracias a la incansable curiosidad de la Humanidad, hemos logrado traspasar los límites hasta alcanzar los conocimientos necesarios para trasponer la siguiente puerta del saber, que quien sabe dónde nos llevará; así como el fuego nos llevó fuera de las cuevas, luego los barcos y aviones y después Internet permitieron hacer del mundo un lugar más pequeño y controlable, quien sabe dónde nos llevará la nanotecnología y la computación cuántica, que están en la siguiente puerta hacia el camino para los que serán los fantásticos años por venir.

Source link